Si Pepsi Center dijo Sab, tú dices…

Texto y fotos: Daniel Corona

La noche estaba puesta para que se entonara Sab Hop en el Pepsi Center: Clima húmedo que amaga calor, aunque fresco y desenfadado. Sin duda era la noche de Sabino.

Efectivamente, la noche era mágica y no se podía iniciar con otra que no fuera “La Magia”, con una historia que podría reflejar la historia de muchos que fueron en pareja… o no. Bien lo dijo el mismo Sabino: “No importa que ayer haya sido San Valentín. Hoy me siento tan bien”.

Una ola de voces inundó al Pepsi Center con los versos cantados, con las canciones habladas de Sabino desde la garganta del público en canciones como “Conmigo siempre” o “Única testigo”.

En la presentación de este concierto, en oficinas del WTC, dijo que era plácido ver que a sus conciertos iban chicas, jóvenes, chavorrucos y niños; ésta no fue la excepción. Niñas que en brazos de sus madres alcanzaban a ver al rapero barbón, güerito y con anteojos fue de lo más bello del concierto.

“Qué chingón que un rapero pueda cantar de amor y desamor”, dijo antes de entonar “No te quiero perder”, con Cara Morrison… pero ella ausente, claro. Quienes sí fueron y acompañaron a Sabino en el escenario fueron El Comanche, de Los Master Plus, Vanessa Zamora y Fer Casillas, entre otros.

Los asistentes bailaban y cantaban llenos de alegría, no paraban de menear sus cuerpos y de entonar las canciones con las que seguramente se sienten identificados, como “Nuevequince”, “Los Enamorados” o “Ya le bajó”.

“Vamos a ver qué tan sabhopero eres”, dijo y comenzó con su más reciente rola: “No Jalo”.

Insistió en que él no inventó un género (Sab-Hop), sino que simplemente conjuga lo que a él le gusta y hasta ha incluido0 también reguetón en sus rolas. “Yin yang”. Sin duda, hasta el reguetón se separa.

Las últimas canciones fueron “SabHop”, “Hasta que la muerte nos separe” y, no podía faltar “Los raros de la clase”, con la presencia de LNG/SHT, invitado al que más celebraron y le lanzaron muchos vítores al escuchar a dos chavorrucos rapeando juntos en el mismo escenario.

En la noche de sábado, igual que si fuera jueves o lunes, “Me puse pedo” no podía faltar y fue la canción con la que culminó el concierto antes de que cada quien fuera a sus casas, a coger o a ponerse pedos. ¡Enhorabuena, Pablo!

Compartir
0Shares
Derechos Reservados CXPress 2018 | Magazine 7 by AF themes.
0Shares

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar