Derrocha felicidad Julieta Venegas en el Esperanza Iris

Reseña y foto: Dalia Cruz

 

Julieta Venegas dejó en claro su gran amor por la música, por México y por la vida en su show el pasado 15 de febrero en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, marcando un regreso a la escena tras algunos años de radicar en Argentina.

Para la apertura de “Intimo”, la autora de “Eres para mí” eligió atinadamente a la cantante chilena Paz Court, quien armó el ambiente perfecto con canciones como “No somos los mismos” y aprovechó la oportunidad para reconocer las acciones de las mujeres contra la violencia de género, dedicándole “Pajarillo negro” a Ingrid Escamilla.

Cerca de las 7:30 de la noche, una radiante Julieta Venegas fue recibida con una avalancha de aplausos en el escenario para arrancar una gran presentación con “Ilusión” y “Amores platónicos” tocando el piano. La cantante se dijo muy emocionada y feliz por volver a tocar en México “Tenía que volver a la esencia de todo lo que hago”, expresó.

Enfudada en un vestido rojo escarlata y guitarra en mano, dio rienda suelta a la bohemia con la complicidad del público con “Canta, canta, canta” de José Alfredo Jiménez, y “Canciones de amor” del emblemático disco “Limón y sal”. Tampoco dejó la oportunidad de compartir situaciones que le han dejado crecimiento  a nivel personal y profesional, como el talento de artistas como Charly García en canciones como “Ojos de videotape”.

El acordeón no podía quedarse fuera de la jornada y fue el protagonista en canciones como “Oleada” y “Casa abandonada”, que el público agradeció enormemente con muchos “¡Te amo!, ¡yo te amo más!”.

Pero uno de los momentos más especiales llegó cuando Venegas invitó al escenario a Meme, de Café Tacvba, a interpretar juntos “Despedida”. “Es una de mis personas favoritas, que además me ha influencia do un montón. Somos amigos, somos casi familiares, la verdad estoy muy feliz de que haya aceptado venir a cantar conmigo”, declaró.

Mientras su gemela Yvonne Venegas recorría cada resquicio del recinto de Donceles para tomar fotos al inolvidable evento, Julieta daba un repertorio por sus grandes éxitos como “Lento” y “Andar conmigo”. Y no dejó de lado la oportunidad en los anuncios parroquiales para mencionar su presentación del 2 al 5 de abril de su monólogo “La Enamorada” en La Teatrería.

Tras posicionarse del lado de la lucha de las mujeres en La Ola verde, Venegas describió cómo ha vivido en Argentina dicho movimiento y al respecto, relató la historia detrás de la canción “Déjenla dormir”, recalcando que la despenalización del aborto es una cuestión de autonomía, de nuestra decisión y nuestro cuerpo.

“Qué bonita eres, Ciudad de México, cómo, te quiero, cómo te extraño, gracias a mis feministas hermosas” añadió Julieta a la canción “Me voy” para cerrar el recital. Pero no apagó las luces el Esperanza Iris hasta que la cantante regresara al escenario una vez más y enloquecer al respetable con “De mis pasos”, demostrando el por qué es una de las figuras icónicas del rock mexicano. El momento culminó con una hermosa, sabia y plena Julieta Venegas agradeciendo a todxs por tanto amor.

Compartir
0Shares
Derechos Reservados CXPress 2018 | Magazine 7 by AF themes.
0Shares

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar