Miles acudieron a la inauguración de Memoria luminosa

Foto y reseña: Pato Olmos

Ni la lluvia ni la pandemia fue impedimento para que miles de personas acudieran el pasado 13 de agosto a la plancha del zócalo capitalino para ser partícipes de la inauguración de la maqueta monumental “Memoria luminosa”, un espectáculo audiovisual que sirve como homenaje a “Huey-Teocalli” o Templo Mayor, recinto sagrado de México-Tenochtitlán, narra la historia del pueblo mexica hasta su caída. La maqueta tiene una altura de dieciséis metros y en el marco de la conmemoración de los “500 años de Resistencia Indígena”, podrá ser visitada hasta el 1 de septiembre.

 

Desde las 17: 00 horas comenzó el arribo de los capitalinos, para las 20:00 horas la plancha del zócalo se mostraba completamente abarrotada. Sin importar la ligera lluvia que se hizo presente en el lugar, los asistentes y algunos curiosos que pasaban por ahí no dudaron en tomarle fotos a las luces decorativas que alumbran los edificios del centro histórico, resaltando un espléndido Quetzalcóatl.  Sin sana distancia y en plena tercera ola de contagios por COVID-19, los asistentes preparaban sus celulares para también llevarse un pedacito de esa memoria en su bolsillo. Pasados unos minutos de las 20:30 horas, las luces del zócalo se apagaron y entre la oscuridad de la noche, una voz en off dio inicio al tan esperado video-mapping.

“ESTE ES EL HUEY TEOCALLI, CENTRO DEL UNIVERSO, PUERTA A LOS 13 PELDAÑOS CELESTES, A LOS 9 NIVELES DEL INFRAMUNDO, MORADA DE LOS DIODES, LUGAR DE DONDE PARTEN LOS 4 RUMBOS”.

Los murmullos y las risas cesaron, los asistentes miraban expectantes las caras de la pirámide. Una vez concluido el espectáculo, pudieron escucharse gritos de: ¡Viva México! Así como aplausos en señal de gratitud e incluso algunos gritos más atrevidos como: ¡Pinches españoles!

Cabe resaltar que la empresa Ocesa en convenio con el Gobierno de la Ciudad de México son los encargados de este proyecto, basado en los últimos hallazgos del Instituto Nacional de Antropología e Historia en el Templo Mayor. La maqueta cuenta con cuatro niveles: la plataforma conocida como Tzompantitlán, lugar de las calaveras y que es la primera base, seguido de Coaxalpan o lugar arenoso de las serpientes, el tercer nivel o plataforma es Apetlac, el petate del agua, y además contará con dos escalinatas, una de cada lado, hacia la cima donde están dos capillas, una dedicada a la deidad Tláloc en color azul y otra para Huitzilopochtli en color rojo.

El acceso es gratuito y puede visitarse todos los días hasta el 1 de septiembre, en tres horarios: 20:30, 21:00 y 21:30 horas. Debido a la actual pandemia, es necesario siempre el uso correcto de cubrebocas.  En caso de no poder asistir o no querer hacerlo por cuestión de las medidas sanitarias, puedes buscar el canal del Gobierno de la CDMX en YouTube y ver la repetición de la inauguración.

 

 

 

Compartir
0Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos Reservados CXPress 2018 | Magazine 7 by AF themes.
0Shares

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar