Santi Foto Chino Lemus

Love Of Lesbian, conmoción en el Auditorio

Texto: Dano Broocks Fotos: Chino Lemus (Cortesía OCESA)

Los sonidos de la noche empezaban a aparecer, arpegiados por estrellas danzantes en el escenario e inquietados por los gritos y chiflidos de amantes del rock lesbiano, así como las luces de los móviles que no dejaban de encenderse y apagarse.

Por fin la banda catalana hizo su aparición en el escenario, “Nadie por las calles” quería estar cuando ellos arribaron invadidos por los alaridos de la asistentes a un Auditorio que se desbordaba en gritos de los seguidores.

Después de la segunda canción, “Carta a todas tus catástrofes”, Santi Balmes Sanfeliu saludó: “Muy buenas noches, México”. En este momento fue lento, conciso, parecía estar calentando motores, sopesando al público y la candidez de la música de Love Of Lesbian, quizá con precaución para no tener que ejercer “Maniobras de escapismo”.

Love Of Lesbian

No sé si tenga que poner guau o wau, pero eso expresó el vocalista tras las primeras canciones del concierto y al percatarse de dónde estaba tocando y cuánta gente asistió para verlos y escucharlos. En conferencia previa ya habían expresado su ansiedad por tocar en el Auditorio Nacional, ya que “no existe un lugar así dedicado sólo para la música en España”, mencionaron en aquella ocasión.

“Hace 20 años iba caminando en Barcelona y había dejado a un grupo que quería sonar a otro. Y pensé…“ En ese momento, entre el público acallado para escuchar las palabras de Santi, se escuchó una voz masculina que le gritó “guapo” y alegremente Balmes posó torciendo la cintura y una magna sonrisa para recibir el halago proveniente de las butacas.

Love Of Lesbian

El líder de la agrupación continuó con su discurso: “Hace cinco años en el Caradura fue nuestro segundo inicio. Quién nos iba a decir que cinco años después tocaríamos en el Auditorio Nacional”. A esto siguieron aplausos festivos de los asistentes. “Vamos a tocar canciones que espero os gusten, como ésta, que está dedicada a las chicas de aquí. ‘Niña imantada’”.

Enseguida tocaron una canción de un disco que publicaron diez años atrás. “Ahí donde solíamos gritar” corearon al unísono los asistentes. Durante el concierto, en el fondo se proyectaban imágenes relacionadas a la canción o palabras representativas de la letra de la canción en curso.

En el concierto incluso las “Malas lenguas” acompañaron a los españoles en sus canciones, como “Domingo astromántico”. Durante la noche en la ciudad donde fuimos criados, custodiados por “antenas y pijamas” juramos que ésa sería una “Noche eterna”. En esta última canción, hicieron su aparición los metales, cuyos intérpretes bailaban en cada oportunidad. Gracias a la pantalla en el fondo, parecía que flotaban en el universo y hacían música mientras.

Agradeció al público de otros estados del país que seguramente vinieron a la ciudad sólo a verlos. Después de confesar que “Cuando no me ves” estoy “Bajo el volcán” “En busca del mago”. Al terminar esta canción, Santi pidió una disculpa porque siempre, al terminar un concierto, dicen que faltó tal o cual canción. “Perdón por tener tantísimas canciones buenas”, afirmó el vocalista.

Invitaron al escenario a su primer invitado de la noche, Alex Ferreira, a quien conocieron en Barcelona y se enamoraron de su música, afirmó Julián Saldarriaga, guitarrista. Con el dominicano cantaron “Los males pasajeros”, donde Santi tocó la guitarra electroacústica.

Alex Ferreira con Love Of Lesbian

Nos vamos de viaje -dijo Santi- Esta canción no podía faltar. Bienvenidos a 1999”. Sin duda fue un año intenso, hasta podríamos decir que incendiario. En el fondo del escenario se podía ver llamas y las luces roas sobre el escenario lo confirmaba. Acompañando los palomazos de Santi a “La Llorona” y “Porque te vas”, los brazos en alto de la gente cantando parecía un mar de fuego que se contoneaba con los cánticos de Love Of Lesbian. “Así fue como la llorona y este llorón salieron por las puertas opuestas del taxi”, remató Santi.

“Estaría padre que… está bien padre esto que está pasando ahorita”. Y las luces de los móviles de los asistentes iluminaban perfectamente el interior del coloso de Reforma, sin el deseo de “romper las ventanas” para esperar al “Segundo asalto”.

Santi, voz de Love Of Lesbian

Acompañados de Coe, vocalista de Camilo Séptimo, Love Of Lesbian afirmó que una vez que estén librados se largarían a “Belice” para ser libres de amar. Santi se acercó al sintetizador para tocar un poco mientras Coe cantaba.

Después de despedir a Coe, Santi platicó una anécdota: “Para la grabación de un video me maquillaron tan bien, que un policía me paró y me preguntó quién me había puesto una golpiza”. Balmes platicó que tuvo que convencer al policía de que era maquillaje, quien después, ya convencido, preguntó de qué banda pertenecía. “Quería platicar esto, agregó, porque ahora estoy convencido que hay una ‘Incapacidad moral’”. Durante esta canción, el vocalista se quitó de la camisa y se puso una playera, la cual cambió repetidamente.

Love Of Lesbian

El también escritor, contó otra anécdota: “Mi familia es bastante conservadora. Cuando tenía 12 años, mis abuelos me preguntaron qué quería hacer de grande, y yo les respondí que perder mi virginidad. Ellos hablaron con mis padres para preguntarles qué me estaban enseñando”. Enseguida afirmó que es de mente abierta, y “¡qué diablos por la libertad sexual!”, para lo que cantaron “Manifiesto delirista”.

Para seguir con el festejo de sus 20 años, continuaron con “Club de fans de John Boy” y “Los toros de la Wii”, en la que agregaron parte de “Lobo hombre en… MÉXICO” y fuimos sorprendidos por una lluvia de papeles. Los metales pasaron al frente para dejar claro de una vez por todas que lo que se estaba viviendo era un festejo, y los asistentes respondieron coreando; sólo metales y el coro del Auditorio Nacional… nada más.

“Un caballito a vuestra salud. Cada vez que vengamos ésta será una plaza imprescindible”. Enseguida presentó a una chica de la cual quedaron maravillados en Veracruz de su talento y candidez. Presentó a su invitada de lujo, Silvana Estrada, quien mostró su majestuosa capacidad vocal en «Incendios de nieve».

Silvana Estrada con Love Of Lesbian

A la intensidad del concierto se le agregó la de dos personajes, “Oniria e Insomnia”. Santi afirmó que ya estaban por irse.

Después de una pausa, en donde quedaron solitarios los gritos y silbidos de los asistentes, llegó una canción icónica en las últimas giras de la agrupación ibérica tras unas palabras declamadas por Joan Manoel Serrat: “El poeta Halley”.

Santi estuvo en las últimas dos canciones al borde de las lágrimas y las lágrimas al borde de sus ojos. Pudo gobernarse con mucho esfuerzo. “No más lágrimas porque por fin nos hemos conocido”, visiblemente apasionado mencionó Santi. “todos nuestros sueños se deben realizar, como esta última canción: ‘Planeador’”, afirmó el cantante con color de ojos verde agua, por las lágrimas que inundaban sus pupilas, quien ya portaba una playera con el rostro de David Bowie.

Ya para despedirse, Santi mencionó que no quería terminar. “Ahora hay problemas en todo el mundo, pero cuando creamos una burbuja en un concierto, las cosas son muy diferentes. El papel de una banda es emocionar al público, pero cuando un público logra emocionar a una banda… Ahora tenemos la NECESIDAD de venir a México. Esto hace que nuestra profesión sea la más bonita del mundo”.

Compartir
8Shares
Derechos Reservados CXPress 2018 | Magazine 7 by AF themes.
8Shares

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar