Mon Laferte en el Auditorio Nacional

Era Norma, el Auditorio Nacional entonó a Mon Laferte

Texto, fotos y video en vivo: Daniel Corona

El Auditorio nacional se inundó con un mar de flores rojas flotante en el cabello de las damas, quienes gritaban desaforadamente el nombre de Mon. Mujeres y hombres presentes vaciaron sus gargantas al cantar sus canciones en el segundo concierto que ofreció la chilena en el Coloso de Reforma.

A las 20:30 horas aparecieron primero los músicos en el escenario adornado como un salón de baile mexicano, seguidos de Mon Laferte, quien estaba ataviada en un vestido rosa hasta los hombros, sin escote y zapatos de tacón de aguja.

Comenzó el concierto con “Tormento”, “Antes de ti” y, ya adentrados en el disco Norma, “No te me quites de acá”. “Quiero agradecerles por venir. Sé lo que cuesta un boleto, comprar la merch original y pirata. Los quiero un chingo”, agradeció Mon Laferte a los presentes.

Después de cantar canciones de su más reciente disco (que fue grabado en una sola toma, como los discos rockeros de antaño), como “Por qué me fui a enamorar de ti”, “Ronroneo”, “Cumbia para olvidar”, “Caderas blancas” y “Quédate esta noche”, además de sus éxitos “Bonita” y “Amor completo”, Mon se dirigió a uno de los balcones del auditorio y desde ahí cantó “Cielito de abril” en medio del público, quienes sorprendidos y tomando fotos y video, corearon esta canción.

Con la gente extasiada (al menos quienes estuvieron a unos metros de ella, como quien escribe esta nota) por el poder su voz, la sudamericana cantó en el escenario “El cristal” y “Funeral” para después presentar a la invitada de la noche: Natalia Lafourcade, quien interpretó “La trenza”. Al terminar la canción, fue Mon quien se inclinó ante la emblemática Natalia y le agradeció por cantar con ella en el concierto.

Ya cantadas las rolas “Flaco” y “Si tú me quisieras”, fue tiempo del baile y el sabor. El concierto cambió de tono y se volvió más festivo con rolas como “El mambo”, “El beso”, “No te fumes mi mariguana” y “El diablo”. En estas cancioneas, la chilena estuvo bailando y jugueteando con los cinco músicos que la acompañaban de pie al frente del escenario, quienes tocaban el bajo, la guitarra, y tres metales.

Antes de la canción por la que sin duda muchos empezaron a conocerla y terminaron enamorándose de su voz, Mon cantó “Amárrame” y terminó saliendo del escenario. Tras un silencio musical inquietado por el griterío de la gente, empezó a sonar la mencionada canción esperada: “Tu falta de querer”.

Mon Laferte despidió la velada en el Auditorio Nacional con “Mi buen amor”, compartiendo el sentimiento que tiene por la gente mexicana que, sin duda alguna, también la adora.

Compartir
0Shares
Derechos Reservados CXPress 2018 | Magazine 7 by AF themes.
0Shares

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar