Con cada disco me atrevo a cometer más errores: Amanda Tovalin

Por Esmeralda

Ya va más de un año de que la humanidad se enfrentó a múltiples retos ante la pandemia por Covid 19. Sin duda, una de las industrias más castigadas fue la cultura, pero entre los caminos de la supervivencia, también significó una oportunidad de reinventar los métodos de creación y acercamiento con el público y muestra de ello fue Amanda Tovalin, quien ante el dilema de petrificarse o fluir, optó por hacer lo mejor con lo que tenía a la mano y fue así que en esta primavera nos ofrece su nuevo proyecto “Infinito”, donde experimenta con distintos sonidos y con colaboraciones a distancia, pero lo más importante:  registrar lo que pasó por su cabeza durante el aislamiento. CXPress tuvo oportunidad de charlar con ella vía telefónica y esto nos compartió.

Esmeralda (E): La creación de este nuevo material se dio en un momento histórico

Amanda Tovalin (AT): Claro, porque para los músicos fue complicado porque yo algo que he reflexionado mucho es que casi todo lo que hacemos es para compartir, siempre el público y la gente está pensada desde el principio de nuestro proceso creativo y fue difícil, yo me imagino para todos, pero para mí en especial, como de repente ya no tener esa parte, me reto artísticamente a que dijera ¿qué hago?, por un lado, me podría esperar, pero nada es seguro. Y por el otro dije; bueno, podemos intentar hacer música con lo que tenemos aquí en casa; una laptop y gracias al Internet, tenemos muchos amigos a distancia que  colaboraron y creo que el resultado es muy bonito porque es un disco, muy introspectivo y todo el tiempo está  invitando a la gente a reflexionar sobre temas que a lo mejor no san cómodos, pero pues que a veces vale la pena hablarlo, como la angustia, la soledad, la melancolía, pero también la esperanza y esa sensación bonita de volver a ver a la gente que quieres. Entonces, creo que fue una experiencia agridulce, si se puede decir de alguna manera.

E: Hablas de un reto, porque prácticamente nació en tu casa.

AT: Sí, el disco se hace aquí en casa, pero también hay muchas colaboraciones a distancia, o sea, en el disco participa mucha gente, tan sólo en este primer sencillo son aproximadamente 15 personas las que graban desde su casa y aquí entre mi chico y yo nuestro trabajo es irlo pegando como un rompecabezas, fue divertido hacerlo, nunca había yo trabajado de esa manera y pues en un principio tienes cierto temor de cómo van a salir las cosas, pero afortunadamente te das cuenta de que trabajas con un gran equipo, de gente que no va a dejar caer el proyecto y que va a seguir contigo hasta el final y eso me hizo sentir acompañada todo el tiempo.

E: ¿Cómo decidirse por un nombre con tanto peso y sabiduría como Infinito?

AT: Pues tiene que ver un poco con todas mis cavilaciones porque hubo un día que yo dentro de las redes sociales me encontré una frase de un colega cantautor que me llamó mucho la atención, el colega se llama David Aguilar y su frase decía: “Somos una generación triste, llena de fotos alegres” y esta frase a mí me cautivó mucho porque me hizo como reflexionar justamente en eso por qué parecería que te castiga si te sientes triste o melancólico o muestras cualquier cosa que no sea la felicidad que se tiene que dar en las redes. Y yo me puse a platicar con mi familia y amigos y les preguntaba ¿cómo te sientes?, ¿cómo estás?, y muchos me decían me siento mal o triste o tengo ansiedad o no he podido dormir. Entonces, se me hacía muy curioso que lo que me decían no empataba con lo que publicaban en las redes y era como muy chistoso porque yo al mismo tiempo también lo hacía.

Entonces, investigando mucho me encontré una cosa que se llama la teoría del bucle de las emociones, en donde pintan a las emociones más o menos como si fuera un símbolo de infinito, como un 8 acostado, en donde es como un eterno bucle, en donde estás pasando tu todo el tiempo de la tristeza, la alegría, la felicidad, al ego, el miedo y todo el fractal de emociones que tenemos. Y a mí me gusta mucho eso porque, por un lado, desmitifica esta idea de la perpetua felicidad, la felicidad es temporal, dura muy poquito y a veces, cuando la tenemos, ni siquiera la apreciamos porque creemos que va a venir más adelante. Entonces, es mi manera de decirle a la gente que aprenda a apreciar como este momento porque nunca sabes en qué momento estas a punto de llegar a algo que te hace feliz o si en realidad ya estas feliz y viene un momento malo.

A mí, en lo personal, algo que aprendí mucho en la cuarentena es justo a sentirme bien con la melancolía, como no castigarme o sentirme mal, porque a lo mejor estoy extrañando a alguien, aprender a disfrutar esos momentos también es importante porque te hace sentir que es más real tu relación con tus emociones y no tanto lo que la gente espera que tu estés sintiendo. Y si te sientes melancólico, mi consejo, igual que yo, es tratar de expresarlo a través de algo creativo, aunque no seas artista, eso a mí me dio como esa motivación de seguir adelante y seguir generando música y de compartir un poco lo que yo había como experimentado.

Este es como un proyecto en donde tratamos justamente de matizar la salud mental, todo mundo puede relacionarse, pero las tratamos desde un punto de vista sin presunción porque no somos psicólogos, lo hacemos a través de canciones y justamente esa es la moraleja, si alguien me dice “tu canción, de verdad, me hizo pensar en mí mismo y cómo he estado en esta situación”, yo ya me doy por bien servida, porque hay mucha gente que no se conoce.

E: El nombre de las canciones nos lleva desde lo oscuro hasta la esperanza.

AT: Sí, no todo el disco es así como lúgubre, de repente sale, porque también lo que hago es compartir mi proceso personal y a veces en ese proceso salen estas canciones muy melancólicas, pero también hay momentos muy bonitos, el siguiente sencillo  va a ser muy brillante, muy bonito, que invita a la gente como a recordar a todas esas personas queridas y a tener esperanza de que vas a volver a reunirte con tus seres queridos y todo eso también es parte de vivir este proceso de una manera más optimista.

E: ¿Cómo se sintió Amanda Tovalin en esta ocasión, a diferencia de los discos Punto de partida o de Crónicas?

AT: Creo que con cada disco me atrevo a cometer más errores y creo que esa es la respuesta como más fundamental y en el primer disco tenía yo la colaboración de Iraida Noriega y me enseñó muchas cosas de cómo aprender yo a dirigir mi ensamble, me sentía yo muy cobijada porque en el ensamble había gente más grande que yo, que tenía mucha más experiencia. Ya para Crónicas fue la primera vez que yo tomo la batuta como productora, dirigiendo al ensamble y una serie de errores nuevos y que me hacen aprender.

Y en este caso yo entré a este disco como diciendo “no tengo nada que perder”, yo creo que ya he demostrado que gusta y que yo estoy aquí haciendo esto, pero creo que algo que nos daba mucho temor, sobre todo, era la parte electrónica porque nosotros venimos de un circuito del jazz en donde casi todo lo que hacemos es acústico, las grabaciones son todas en una live session, todos en un cuartito tocando, eso fue muy diferente a esta vez. Entonces, para mí este disco es como el reflejo de disfrutar el proceso y de no necesariamente saber el resultado, todo el tiempo dije, pues si no sale nada bueno, pues no sale nada bueno y no me casé con la idea, a comparación de otros discos, aquí éramos nosotros dos con una computadora y divirtiéndonos y creo que fue una manera diferente de hacer las cosas.

E: Platícanos la parte visual de Infinito; antes veíamos a una Amanda más etérea y ahora el arte, la fotografía y tu lenguaje corporal es muy significativo.

AT: El arte lo hizo Giovanna Frasco, que es una gran fotógrafa. A mí me gusta mucho trabajar de la mano de grandes artistas visuales y generalmente algo que hago es que no me espero a que acabe la canción o el disco para buscar y trabajarlo, sino que al mismo tiempo que yo trabajo la música, estoy en contacto con los artistas visuales y vamos bajando el concepto. Algo que me gusta mucho son los contrastes de colores, porque encuentro muchos simbolismos en eso, entonces, casi todas las portadas del disco que hago vas a notar que hay una serie de contrastes de colores y lo que hacemos es que para cada disco hay un color que rige la paleta de colores.

Somos un equipo grande de branding, de diseño, de fotografía y de video y entre todos decidimos que un color que era muy útil de usar para el tema que estábamos usando era el rojo porque es un color que te choca, no lo puedes evitar ver, que llama tu atención inmediatamente. Entonces, en palabras de Giovanna era como la manera de son verdades que no puedes evitar ver y tiene que ver con el todo el concepto; van a ir saliendo portadas en donde todo el tiempo estoy contando pequeñas historias, como si fuera una especie de libro para que cada una sea un capítulo de la trilogía y en esto estoy agarrando lo que es mi arco de violón, como si fuera una especie de espada samurái porque también es como decir que me estoy defendiendo con mi música.

E: Además del choque del color, que pudiera relacionarse con la situación actual, la presencia de las flores ¿representa un poquito más la esperanza?

AT: Por supuesto, era la manera de nosotros de decir que, dentro de todo el caos, el rojo siempre representa esta idea de, incluso, de violencia, de algo agresivo, pues dentro de todo eso, hay unas florecitas que dicen; dentro de todo esto hay algo bello, que vale la pena ver. A toda la gente que le pregunto, la pandemia, el aislamiento son cosas muy fuertes, pero trajeron cambios muy internos, muy fuertes para bien incluso, mucha gente que se dio cuenta de cosas que estaba haciendo, que quería cambiar, gente que se dio cuenta de algo en su imagen que no le gustaba que decidió cambiar. Entonces, dentro de todo ese caos, siempre va florecer algo lindo.

E: ¿Qué vamos a ver en el concierto del 2 de mayo en El Susurro?

AT: Este año lo comenzamos con un apoyo del Fonca para realizar un concierto pregrabado como un falso en vivo, pero con una producción, va a estar muy interesante, quizás es la única vez que podamos ver el formato completo porque es un formato complejo de armar, pero con suerte podamos más adelante hacer algunos conciertos, pero, por el momento, ese es el único que tenemos. Entonces, vale mucho la pena verlo, estamos haciendo como diversos paquetes para que la gente se emocione, es nuestra primera vez colaborando con España y lo estamos haciendo de tal manera que se va a transmitir simultáneamente para la gente que compre su boleto en Barcelona y en México. Para los de México hemos hecho algunas colaboraciones con empresas de catering para apoyar a la industria de gastronomía mexicana, donde los paquetes pueden comprar a partir de mis redes sociales y les va a llegar para que disfruten el concierto y lo vean este próximo domingo 2 de mayo a las 2:00 de la tarde.

Yo voy a estar en vivo chateando con toda la gente durante el concierto y acabando el concierto me voy a presentar en vivo, vamos a tener ahí una sorpresita de cantarles unas canciones en vivo y la interacción para que la gente también sienta que no nada más están viendo mi video, sino que yo voy a estar en tiempo real con la gente ahí comentando, incluso echándome a mí misma porras.

E: ¿Qué más viene para Amanda Tovalin?

AT: Por ideas no paro, me encanta todo el tiempo estar creando cosas. En estos momentos estamos bajando las ideas de lo que será el próximo disco, que me imagino que va a empezar apenas a gestarse a finales de este año. También estamos viendo todo el tiempo colaboraciones, el mes que sigue sale una colaboración con un colega cantautor que no tiene nada que ver con esta trilogía, que es una canción muy alegre y jovial y pues sale con Marcos Cadena y sale el mes que sigue.  Y también estamos todo el tiempo haciendo como este tipo de experiencia para la gente, más adelante va a salir como una sesión de escucha para todos aquellos interesados en el audio inmersivo, va a estar bien interesante, más adelante también estamos trabajando con proyectos audiovisuales, nosotros componemos también música para series y películas. Entonces, también más adelante estarán saliendo algunos proyectos.

Estamos ahí bien contentos, pero mi sueño es poder este año poder gestar alguna gira para el año que sigue, a lo mejor en un formato pequeño, por aquello de la sana distancia, pero no quitamos el dedo del renglón de poder presentar estas canciones y las del disco pasado, que nunca pudimos presentarlas. Entonces, ahí seguiremos intentándolo.

Compartir
0Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos Reservados CXPress 2018 | Magazine 7 by AF themes.
0Shares

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar